Renovar el color de tus zapatos es posible

Renovar el color de tus zapatos es posible

https://www.miszapatos.com/blog/renovar-color-zapatos-posible/

Amas esos zapatos, lo sabemos. Además, no quieres estar renovándolos con cada cambio de temporada. Si quieres seguir manteniéndote fiel a ese calzado tan cómodo al que ya estás acostumbrado, puedes replantearte darles una nueva vida renovando su color. No sólo parecerán unos pares completamente diferentes, sino que es un proceso tan sencillo que puedes hacerlo tú mismo. ¡Sigue leyendo y descubre más sobre esta opción!

¿Cómo se lleva a cabo un proceso de renovación de color en el calzado?

Lo primero que has de tener en cuenta respecto a esta técnica, es que los zapatos deben de estar completamente limpios. Para higienizarlos correctamente, puedes emplear agua y jabón. Sin embargo, lo más idóneo es que utilices un producto específico para cualquier tipo de material.

En el caso de los zapatos de piel, debes utilizar un producto específico para conseguir un brillo más atractivo a tu calzado, como puede ser Quick Color. Aliándote con una esponja, aplica una capa fina y uniforme para nutrir su material. Si tu par no tiene el color muy desgastado, puedes emplear directamente una crema de la misma tonalidad. De esta forma, realzarás ligeramente el brillo de los mismos. Eso sí, acuérdate de dejarlos secar y pulir con un cepillo.

Respecto a los zapatos ante o nobuck, debes llevar un proceso más minucioso que con los de piel lisa, pues son más delicados. Su desgaste es inevitable, ya deberías hacerte a la idea, aunque puedes evitar las manchas y la suciedad con un producto protector. ¡Escoge el color apropiado para tus zapatos y aplícalo realzando su tono! Como consejo, consigue unos mayores resultados repitiendo el proceso regularmente.

Cómo cambiar completamente el color de tu calzado

Aunque es un proceso un poco más complicado que los expuestos anteriormente, también puedes llevarlo a cabo. Tus zapatos parecerán totalmente nuevos respecto a los que calzabas con anterioridad. Actualmente, en el mercado puedes encontrar una gama variada de productos que actúan como tintes especiales. El procedimiento a seguir es el siguiente:

  1. Coloca papel de periódico en la superficie donde vayas a teñir tus zapatos para no dejar rastro.
  2. Limpia el calzado para evitar restos de polvo o barro, entre otros.
  3. Cubre con cintas las partes que no quieras teñir.

Ahora que ya sabes cómo preparar el terreno, es hora de ponerse manos a la obra:

  1. Prepara el calzado que vayas a teñir. Puedes hacerlo empleando un acondicionador, un preparador de zapatos para teñir o frotando con un estropajo con acetona o alcohol.
  2. Ponte un par de guantes y aplica el tinte con una esponja realizando movimientos circulares. Para las partes pequeñas, utiliza pinceles.
  3. Déjalos secar lo que indique el fabricante. Por regle general, suele ser un día entero.
  4. Dale más capas si lo requieren o quieres un tono más intenso.
  5. Abrillanta la superficie con betún para que resplandezca y quede limpia.

Ya verás, quedarán como nuevos. Si no te consideras muy manitas o temes estropear tus queridos zapatos, ponte en manos de expertos. ¡Quedarán impolutos!