Limpiar zapatos de charol.

Limpiar zapatos de charol paso a paso  

https://www.miszapatos.com/blog/limpiar-zapatos-de-charol-en-casa/

El charol es ese material que brilla y que aporta ese punto de frescura y elegancia a nuestra vestimenta. Se trata de un material vistoso a la vez que delicado, por lo que su uso y mantenimiento tiene que estar bajo el cuidado más minucioso. Por eso hoy hablamos de limpiar zapatos de charol  tanto en la elección de los elementos con los que retirar la suciedad como con los productos para su correcta limpieza.

El charol se consigue recubriendo la piel natural por una capa de laca de poliuretano. El zapato logra más impermeabilidad y por lo tanto resulta más resistente que el zapato de piel. Los hacen más resistentes, pero eso no quiere decir que sea el calzado más adecuado para un día intenso de lluvia. Ya lo dice el refrán popular:

Zapatitos de charol ni para el agua ni para el sol.

Esa capa protectora le da al zapato de charol la personalidad que necesita para sobresalir del resto del armario. Todas sabemos lo especiales que son este tipo de zapatos, lo bonitos que quedan en el pie y lo elegantes que nos hacen sentir con ellos puestos.

En los armarios de hombre también es común el calzado o zapatos de charol. Su uso, muy extendido entre los ejecutivos, ha convertido este calzado también en un básico de sus vestidores.

Su limpieza no tiene grandes dificultades, pero hay algunas recomendaciones que tenemos que tener en cuenta sí queremos que reluzcan y brillen como el primer día.

Cómo limpiar zapatos de charol

Lee bien los productos que vas a comprar. Antes de utilizarlos, busca si no existe una alternativa más natural con la cuál conseguir el mismo efecto. Los productos que tenemos en casa suelen ser suficientes para realizar una limpieza exitosa.

Zapato masculino de charol.
Zapato de charol para hombre.

Para ponernos manos a la obra vamos a necesitar los siguientes productos:

Elementos necesarios para limpiar los zapatos de charol: puntos imprescindibles

  • Una gamuza. Se trata de un trapo de piel de tacto suave y sin grasa. Tiene que estar completamente limpio (si no lo está es recomendable limpiarlo con jabón neutro antes de utilizarlo sobre los zapatos).
  • El jabón neutro es imprescindible si queremos que no quede rastro o evitar que quede una capa jabonosa/grasienta que no podamos retirar.
  • Trapo para secado: Sin grasa, sin pelusas y sin que deje rastro. Tiene que ser de un material suave no acrílico.
  • Paño seco para la limpieza final. De similitudes parecidas a la del anterior. Tiene que estar completamente seco para que el resultado final de pulido sea completamente exitoso.
  • Agua: imprescindible, tanto para rebajar los productos comprados, como para retirar cualquier imperfecto o suciedad profunda.

En todos los casos se pueden también utilizar productos caseros para su limpieza siempre y cuando estos se rebajen con agua y se tenga especial cuidado para su aplicación.

Productos y métodos caseros para limpiar zapatos de charol

  1. Podremos utilizar el vinagre y el alcohol cómo elementos para su limpieza profunda, cuándo nuestros zapatos estén muy sucios –al mancharse con barro, por ejemplo- siempre y cuando estén rebajados en agua antes de su aplicación. Recomendamos probar en un sitio visible del zapato y esperar diez minutos, si no se daña, podremos proceder a su aplicación por el resto del zapato. El vinagre es un ácido, por lo que su aplicación tiene que ser realizada con cautela.
  1. Si lo que queremos es dar un toque a nuevo y recuperar la hidratación y brillo inicial, podemos utilizar productos como aceite de oliva, crema nutritiva (tipo Nivea) u que ayuden a nutrir y enriquecer la textura del zapato. Verás cómo tras la aplicación –con suavidad- de estos productos sobre el zapato harán que recupere años de vida.
  2. Otro de los problemas más comunes en los zapatos de charol suelen ser los rallones y rozaduras a causa del roce y el uso. Las punteras de los zapatos y los tacones, si son del mismo material, suelen ser los más dañados. Nuestra recomendación en este caso, es la utilización del esmalte de uñas para arreglarlos. Se deberá aplicar con mucha suavidad y con una brocha pequeña y estrecha. Si vemos que no tenemos mucha seguridad para hacerlo directamente, podéis probar en un lugar distinto al zapato antes de su aplicación.
  1. Para limpiar las manchas que se han quedado en la superficie, grasa, salsas, sal, etc, el celo será nuestro mayor aliado. Sólo tendremos que pegarlo en la zona en la que se encuentra la mancha, presionar un poco –sin pasarnos-, y retirar. Comprobaremos cómo al retirar el trozo de celo, la mancha se queda pegada a él

Poner especial cuidado y hacer una prueba antes de su aplicación completa suele ser la garantía definitiva para no quedarnos sin zapatos. ¿Conocéis alguna recomendación más para el arreglo y limpieza de este material? ¡Los esperamos en los comentarios!

Zapatos de charol de mujer.
Zapatos de charol de mujer

Cómo realizar la limpieza del charol sintético

En este caso lo importante es hacer y tener cuidado especial con lo que los limpiamos. Imprescindible probar en una zona no visible el producto con el que lo vamos a limpiar antes que destrozar los zapatos.

  • Utiliza el limpiacristales rebajado con agua para dejarlos relucientes. Ten cuidado y no te pases con el producto principal. Vierte un chorrito sobre un buen recipiente lleno de agua y asegúrate que el contenido del limpiacristales es el mínimo. Antes de limpiar todo el zapato, pruébalo en una esquina, y espera diez minutos.
  • Y el truco para limpiar este tipo de calzado es el uso del “pronto” el conocido producto para quitar el polvo. Este producto que deja los muebles relucientes, ayudará a dejar nuestros zapatos también limpios como la patena. Vierte un poco en el trapo y pasa por el zapato. El brillo y el nuevo aspecto hará parecer el zapato recién sacado de la caja.

Por lo tanto el que no limpia sus zapatitos en casa es porque no quiere. Hay mil maneras de tener una limpieza exitosa y de que nuestro calzado vuelva a estar reluciente como el primer día.

Hasta aquí nuestras recomendaciones para la limpieza del charol. ¿Queréis saber más? ¿Os ha sido útil? ¡Prueba y déjanos tus dudas y consejos en los comentarios!