Cómo limpiar las zapatillas para running.

Cómo Limpiar Zapatillas para Running

https://www.miszapatos.com/blog/limpiar-zapatillas-para-running/

Las zapatillas de running y deporte en general son un calzado que requiere de una limpieza profunda. Por ello, hoy vamos a hablar sobre cómo limpiar zapatillas para running. Sobre todo, por que se trata de una prenda que está expuesta al ejercicio y por lo tanto al sudor más que cualquier otro calzado que utilizamos habitualmente.

Por ello, si queremos mantener el equipo deportivo cómo el primer día, tendremos que tener una buena técnica de limpieza y mantenimiento para salvaguardar la higiene de nuestras prendas deportivas.

Zapatillas Nike para hacer deporte.
Zapatillas para running

Si las zapatillas son de piel comunes, normalmente suele ser suficiente con que las metamos en un programa corto y delicado en la lavadora y las dejemos secar al natural sin exponer al sol. El cuidado, y el uso de detergentes no abrasivos es la clave para evitar que las zapatillas se encojan, se pongan feas o se mezclen los colores.

Ahora, sin embargo, abundan las zapatillas de diversos materiales, colores y texturas para las que se hace un poco más difícil la limpiezaZapatillas llenas de color y con materiales transpirables y rejillas que son muy vistosas, cómodas y saludables, pero más complicadas de limpiar. Por eso os traemos una serie de consejos y buenas prácticas.

Cómo limpiar las zapatillas para running en nuestro día a día.

1. Limpieza por separado de cordones y plantillas de nuestras zapatillas

En primer lugar, debemos soltar y dejar por separado tanto las plantillas de las zapatillas, como los cordones. Estos últimos se pueden lavar como una prenda de algodón normal, y si están muy usados y deteriorados simplemente los podremos sustituir por otros nuevos, a fin de limpiar las zapatillas para running.

En el caso de las plantillas, lo ideal es soltarlas de la propia zapatilla para poder lavarlas aparte. Su limpieza, en lavadora, se hará mediante un programa corto a temperatura fría para evitar que la plantilla encoja. De esta forma, lograremos una limpieza más exitosa.

Cómo limpiar las zapatillas de correr.
Zapatillas para correr.

2. Limpieza en seco de la suela

La suela de la zapatilla es otra de las partes delicadas con la que hay que tener cuidado para no estropearlo. Normalmente nos encontramos con barro y tierra que se han ido adhiriendo con el uso.

Para quitar estas malezas, tendremos que preparar, en un cubo aparte, un poco de agua con jabón desengrasante (si tenemos mucha suciedad que retirar) y un cepillo de manos o dientes ya en desuso. Poco a poco mojaremos el cepillo y de manera suave y sin rozar, iremos retirando toda la suciedad de la suela. Una vez terminado, pasamos a limpiar el resto de la zapatilla.

3. Limpieza en mojado en el resto

Para el resto de la zapatilla, necesitaremos agua y un poco de jabón sencillo, puede ser chimbo o similares, y un trapo de algodón sintético que no deje restos. Lo empaparemos e iremos pasando sobre la superficie exterior quitando la suciedad del tejido de las zapatillas.

Si vemos que no podemos retirar toda la suciedad, verteremos más jabón y seguiremos insistiendo hasta que retiremos la totalidad de barro y tierra. Si no lo conseguimos, tendremos que arriesgarnos y meter toda la zapatilla al agua, a fin de retirar todos los restos.

4. Secado de las zapatillas de running

Finalmente tendremos que tener en cuenta que tienen que secarse al aire libre, pero fuera de los rayos directos del sol. Las dejaremos secar el tiempo que haga falta, y para evitar que se deformen mientras se secan, recomendamos rellenarlas con papel de periódico o cualquier otro material similar para evitar estas deformidades reversibles.

Por todo esto, si todavía limpiáis mal las zapatillas de running no será por falta de información y recomendaciones. Lo importante, como siempre, es no utilizar materiales o jabones que tengan cualidades corrosivas o de cualquier otra índole que modifique el tejido.

Tenéis todo el fin de semana para hacer la prueba. ¿Os atrevéis con vuestras zapatillas favoritas? 😉