Errores que evitar en el cuidado de tu calzado

Errores que evitar en el cuidado de tu calzado

https://www.miszapatos.com/blog/errores-evitar-cuidado-calzado/

En el mundo hay personas que cuentan con una gran cantidad de zapatos, mientras que existen otras que se conforman con unos pocos pares. En cualquier caso, lo importante es el cuidado de los mismos con el fin de seguir disfrutándolos durante muchos años. Sin embargo, no todos saben cómo realizar con buen mantenimiento de su calzado. En este post te ofrecemos una lista de errores comunes que debes evitar. ¡Sigue leyendo y descubre cómo conseguir preservar su buen estado!

Cuida tu calzado con nuestras recomendaciones

Utilizas unos zapatos apretados. Seguro que te ha pasado alguna vez, parecía que eran perfectos para ti y ahora te oprimen demasiado. Muchas veces nos decantamos por adquirir prendas sin probárnoslas, por lo que a la hora de la verdad decidimos dejarlas olvidadas en un rincón del armario. Para no tener que tomar esta medida tan extrema, te recomendamos que ensanches tu calzado disponiendo de una horma. Esta solución te aportará comodidad y espacio, justo lo que tu pie necesita para caminar sin dolencias.

Llevar zapatos incómodos. No es una broma, pues un calzado de estas características puede dañar tu salud más allá de tus pies. En el caso de las mujeres, llevar tacones puede ser muy elegante a la par que molesto cuando su uso se prolonga durante mucho tiempo. Para aliviar esta molestia, adquiere almohadillas de gel o cuero.

Si las dolencias llegan a la planta del pie, puede que las plantillas de tus zapatos no sean suficientes para procurar tu comodidad. Por ello, te recomendamos un modelo extra que se ajuste a tus necesidades.

Emplear el mismo calzado todos los días. Aunque cuentes con muchos pares, eres de esos que tienden a llevar cada día sus zapatos preferidos. Sin embargo, debes tener en cuenta que, a medida que los usas, el cuero absorbe la transpiración que desprenden tus pies. Si no permites el tiempo suficiente para que tu calzado se seque, nace la posibilidad de que comiencen a oler. Además, provocarás un desgaste más rápido. ¡Evita el uso regular!

Guardar los zapatos sin tratarlos. No es necesario que apliques productos para su cuidado inmediatamente después de quitártelos. Eso sí, si no los limpias adecuadamente, la piel de tu calzado se agrietará. Cuando no vayas a emplearlos, guárdalos adecuadamente colocándoles unos pernos de madera. De este modo, mantendrás su forma y permitirás que absorban el exceso de humedad.

Como has comprobado, cuidar y mantener tus zapatos consigue que alargues su uso considerablemente. Mantén tu calzado con un aspecto nuevo y fresco siguiendo nuestras recomendaciones. ¡Es hora de valorar tus pies y sus complementos!