como deben ser los zapatos para los primeros pasos

¿Cómo deben ser los zapatos para los primeros pasos?

https://www.miszapatos.com/blog/como-deben-ser-zapatos-primeros-pasos/

En general, los más peques comienzan a dar sus primeros pasos entre los 11 y los 14 meses. A pesar de que algunos sólo permanezcan unos segundos en pie, tienen que aguantar todo el peso de su cuerpo. Por ello, el objetivo del calzado durante este período es proteger los pies del bebé además de facilitar equilibrio y estabilidad. ¡Descubre más sobre estos zapatos especiales y toma nota de todas las consideraciones!

Características de los zapatos para los más peques

Como si de Bambi se tratase, has de tener en cuenta que los pies del bebé son todavía vacilantes. Éstos adoptarán vicios o posturas forzadas por la sobrecarga de peso que, gracias a un zapato adecuado, corregirán.

En primer lugar, este tipo de calzado debe ser suave, cómodo y con la capacidad de dejar libres las articulaciones para realizar todo tipo de movimientos. Eso sí, debe encontrarse un equilibrio perfecto entre flexibilidad y firmeza, pues con el tiempo se adaptarán a su actividad. Además, han de estar sujetos al tobillo y completamente reforzados en la puntera y el contrafuerte. De este modo, protegerán su pie de posibles traumatismos.

En cuanto a la suela del zapato, puede ser de cuero o de goma. Independientemente del material, el requisito imprescindible es que permita flexionar el pie, que amortigüe los impactos contra el suelo y que sea antideslizante. Y, respecto a la forma, lo recomendable es que la horma sea lo más anchas posible, pues debes evitar comprimir al pequeño.

Ahora es momento de pasar a los cierres. Éstos pueden ser de velcro, hebillas o cordones, aunque lo más destacable en este caso es que permitan una amplia abertura del calzado. Gracias a esto, evitarás que el pie de tu hijo se vea forzado a entrar con dificultad, provocando alguna postura incómoda o con una mala posición sin que lo percibas.

Por último, debes tener en cuenta el tipo de calcetín que vas a utilizar diariamente a la hora de escoger un modelo u otro. Recuerda que los primeros zapatos no pueden quedar ni demasiado holgados ni demasiado apretados.

Si bien es cierto que son muchas las cuestiones a tener en cuenta, verás que gracias a la amplia variedad de posibilidades que te ofrece el mercado no será difícil encontrar un buen zapato. Como consejo, te recomendamos un diseño hecho de piel, pues este material permitirá la transpiración de los pies y evitará rozaduras.